34 Sistema La Progresión Labouachere

34 PROGRESIÓN LABOUCHERE:

El jugador empieza apostando la suma del primero y último número de la serie. Si el apostador gana esta apuesta, él tachará los dos números. Si él pierde, él agregará la última apuesta hecha al extremo de la serie.

Digamos, por ejemplo que la serie que usó es 1-2-3-4-5-6. Si el jugador tiene éxito cancelando la serie completa, él ganará 21 unidades exactamente, o 1 +2 +3 +4 +5 +6.

Extendamos nuestro ejemplo hacia afuera para ilustrar la mecánica de este sistema. La “x” denota números que se cancelan fuera después de una apuesta premiada:

Serie Inicial: 1-2-3-4-5-6

1.) Apuesta 1+6 = 7 unidades y gana: x-2-3-4-5-x: +7 unidades
2.) Apuesta 2+5 = 7 unidades y pierde: x-2-3-4-5-x-7: +0 unidades
3.) Apuesta 2+7 = 9 unidades y pierde: x-2-3-4-5-x-7-9: -9 unidades
4.) Apuesta 2+9 = 11 unidades y gana: x-x-3-4-5-x-7-x: +2 unidades
5.) Apuesta 3+7 = 10 unidades y gana: x-x-x-4-5-x-x-x: +12 unidades
6.) Apuesta 4+5 = 9 unidades y pierde: x-x-x-4-5-x-x-x-9: +3 unidades
7.) Apuesta 4+9 = 13 unidades y gana: x-x-x-x-5-x-x-x-x: +16 unidades
8.) Apuesta 5 unidades y gana: x-x-x-x-x-x-x-x-x: +21 unidades

Hay dos puntos importantes a considerar.

Primero, verá que la ganancia de 21 unidades ocurre luego de que la línea ha sido completamente cancelada.

Segundo, las apuestas al principio son bajas o moderadas (7 unidades en este caso) pero pueden aumentar rápidamente (hasta 13 unidades en el ejemplo).

Como el número “5” es el único número de la sucesión que permanece antes de la última apuesta, representa el monto de la última apuesta. Si hubiera perdido, entonces la próxima apuesta habría sido de 5 más las 5 fichas perdidas en la última apuesta llegando a 10 fichas.

Cada vez que se gana, los dos números de los extremos de la serie se cancelan, en tanto que en cada pérdida que experimenta debe agregar sólo un número al extremo de la sucesión.

Éste es supuestamente el punto de ventaja del sistema. La serie se reduce dos números luego de ganar, pero sólo crece un número para una pérdida.
Los defensores se olvidan de mencionar que el número que se agrega es igual a la última apuesta que era la suma de dos números.

Ahora veamos una sucesión perdedora para examinar nuestras apuestas qué tan rápidamente pueden aumentar:

Línea empezando: 1-2-3-4-5-6

1.) Apuesta 1+6 = 7 unidades y pierde: 1-2-3-4-5-6-7: -7 fichas
2.) Apuesta 1+7 = 8 unidades y pierde: 1-2-3-4-5-6-7-8: -15 fichas
3.) Apuesta 1+8 = 9 unidades y gana: x-2-3-4-5-6-7-x: -6 fichas
4.) Apuesta 2+7 = 9 unidades y pierde: x-2-3-4-5-6-7-x-9: -15 fichas
5.) Apuesta 2+9 = 11 unidades y gana: x-x-3-4-5-6-7-x-x: -4 fichas
6.) Apuesta 3+7 = 10 unidades y pierde: x-x-3-4-5-6-7-x-x-10: -14 fichas
7.) Apuesta 3+10 = 13 unidades y pierde: x-x-3-4-5-6-7-x-x-10-13: -27 fichas
La serie es abandonada.

Si mira la sucesión anterior, verá que un par de jugadas ganadas amortiza gran parte de las perdidas, pero el apostador nunca recupera las primeras dos perdidas. Si nuestro apostador estuviera jugando con fichas de $5, él estaría abajo $135 con sólo tres pérdidas netas (cinco jugadas perdidas menos dos ganadas).

Como hay combinaciones ilimitadas de números para usar y longitudes variables de series disponible, es imposible analizar todas las series de Labouchere que pueden crearse.

Para obtener una pérdida promedio por número de jugadas, como se hizo para el d’ Alembert, he incluido tres series de números exageradamente conservadoras, “1-2-1,” “1-1” y la más conservadora “1”. Esta última no es técnicamente una “serie” de números.

La serie 1-2-1 perderá $5.60 para la progresión en un promedio de 3.46 giros o jugadas.

Eso equivale aproximadamente a perder en promedio $1.62 por cada jugada apostando fichas de $5.

La serie 1-1 perderá $1.99 por progresión y 2.5 giros, o aproximadamente 80 centavos por cada giro o jugada. La serie 1, que es la más conservadora promediará $1.14 de pérdida por progresión en 2.3 giros que son aproximadamente 50 centavos en cada giro.

Como regla general, mientras más larga es la serie de números, la probabilidad de éxito es más baja. Mientras más corta es la serie y más pequeño el valor de las fichas, mayor es la probabilidad de ganar la serie.