35 Sistema La Progresión Inversa de Labouchere

35 PROGRESIÓN INVERSA LABOUCHERE:

Mi calificación: Para suertes sencilla este es el “13 contra la banca” viejo conocido mío pues lo estuve jugando hace más de 27 años, lo único que puedo decir de él es que le tengo que agradecer que mis perdidas no llegaran  a superar los 3.000€ en unos 80 días de juego y por tanto digo lo que dijo el gitano cuando se encontró en la calle con un pico y una pala “ni tu para mí ni yo para ti” pero si lo quiere alguien de ustedes  aquí lo tienen totalmente gratuito (yo tuve que comprar el libro) así que ya saben el dicho a caballo regalao ….

Extraído del libro “Trece contra la Banca”.

El Labouchère Inverso, consiste en maximizar las ganancias durante una secuencia favorable y finalizar rápidamente una secuencia perdedora; el asunto consiste en que cuando las apuestas aumentan durante una secuencia ganadora, el jugador arriesga el dinero de la banca, es decir, el dinero que ya ha ganado.

Bien, utilizar el sistema de manera ortodoxa significa jugar por ganancias módicas pero constantes y aceptar grandes riesgos cuando se produce una racha de pérdidas.

Supongamos estar en una mesa dispuestos a pérdidas módicas y constantes y aprovecháramos una secuencia favorable para sacar el máximo de tus ganancias.
Escribir en una libreta.
1
2
3
4
-Apuestas cinco al negro y ganas. En esta oportunidad agregas la cantidad de la apuesta ganadora a la línea. ¿Cómo aparece?
1
2
3
4
5
Continué:
-¿Cuál será tu apuesta siguiente?
-Uno más cinco, ¿seis?
-Exactamente. Vuelves a ganar.
-¿Agrego la cantidad de la apuesta ganadora de nuevo?
-Sí.
La línea quedó de este modo:
1
2
3
4
5
6
-Tu próxima apuesta es de…
-Uno más seis, siete.
-Correcto. Pero esta vez pierdes.
-¿Y tacho los números de los extremos?
-Sí.

Entonces la línea quedó así: (En azul los términos tachados)
1
2
3
4
5
6
-Correcto. Tu próxima apuesta es de dos más cinco, siete. Pero vuelves a perder.
Se ve lo siguiente:
1
2
3
4
5
6
Si ganaba la vuelta siguiente, la línea quedaría de este modo:
1
2
3
4
5
6
7
En cuanto se ha tachado un número, éste queda olvidado; 3, 4, 7 configuraban la línea real. Le dije que perdía de nuevo. Tachó el 3 y el 7.
-Sólo me queda un número.
-Exactamente. El cuatro. Es tu apuesta siguiente. Si vuelves a perder, tachas el cuatro y as borrado toda la línea. Si ganas, agregas otro cuatro y apuestas ocho. No importa la longitud que tenga, en cuanto la has tachado por completo sólo has perdido diez unidades.

Esta sería la regla, hora tras hora, comenzando nuevas líneas, ganando un poco, perdiendo otro poco, tachando por último toda la línea y comenzando de nuevo.
1
2
3
4

-Pero sólo habiendo perdido diez unidades. El jugador con método ortodoxo no comprende que la misma cautela del sistema normal es su debilidad. Nunca puede ganar lo suficiente como para compensar lo que pierde durante una secuencia adversa importante porque tacha su línea cuando ha ganado diez unidades.

Sólo aumenta sus apuestas cuando pierde. Nosotros invertiríamos el sistema ortodoxo, utilizando los números para controlar el modelo de apuestas, pero yendo a la búsqueda de ganancias máximas en lugar de pérdidas mínimas.