El Capital Riesgo vs Beneficios

Trébol 4hojasEl capital Riesgo vs Beneficios

Uno de los comentarios más comunes que me encuentro en los casinos son los jugadores que quieren ganar 100-200-300 fichas exponiendo las mismas fichas en juego en juego, es decir que lo que buscan es doblar el capital como mínimo el 100%.

A estos jugadores yo como es lógico no suelo decirles nada simplemente me limito a observarlos y ver como juegan y cuanto juegan pues yo si tengo tiempo de verlos porque no juego cada jugada como suelen hacer ellos.

Es asombroso oírlos hablar de cuantas fichas van a ganar hoy que por lo menos hasta que ganen 50-100 etc. no pararan de jugar y cuando veo a lo que juegan alucino por un tubo la moral que llevan encima diciendo semejantes barbaridades, además lo dicen totalmente convencidos de conseguirlo, luego la ruleta les demuestra lo mucho que estaban equivocados con esas aspiraciones.

Pues al final se van perdiendo sus dineros porque la ruleta al final siempre muestra su cara más amarga y temida la realidad de las perdidas.

En la ruleta no se puede estar todo el día y muchísimo menos todos los días ordeñándola como si fuera una vaca domestica que está atada en nuestro establo, no, la ruleta es un toro bravo que puede dar la imagen en un determinado momento que es un toro manso pero nada más lejos de la realidad.

Pocos jugadores son jugadores ganadores, esta especie es un bicho muy raro de ver, es una especie que casi esta extinguida y los ejemplares que quedan se pueden contar con los dedos de las manos y sobrarían dedos.

¿Y esto a que es debido? Desde luego la principal causa es que los jugadores no aciertan sus jugadas en la medida necesaria para poder ganar, pero es muy normal en una ruleta ya sabemos que no podemos ganar en esa dichosa maquina (Ver ¿Porque se Pierde en la Ruleta?) porque los números que no jugamos sí que juegan y salen en esa ruleta y esto lo sabe desde el jugador más iluso al jugador más experto, todo sale en una ruleta incluso los números que no nos justa y no queremos jugarlos también salen.

Una vez jugando durante 30 días seguidos en un casino que habría a las 16 horas cada día y que yo estaba hasta las 11 de la noche, además solo jugaba en una ruleta (muchas veces juego en dos y hasta en tres) mi jugada era a plenos pero era una jugada un poco lenta y la verdad estaba un poco aburrido así que decidí controlar a un jugador que estaba cada día en esa ruleta que yo también jugaba, ese jugador se marchaba entre la 8 y las 9 de la noche dependiendo de cómo le fura el día yo en todas las horas difícilmente jugaba más de 30 jugadas mientras que ese jugador jugaba todas las jugadas unas 150-180 más o menos

Ese jugador jugaba a una docena todas las veces pero no a la misma docena, se cambiaba de docena cuando a él le parecía y así estaba todo el tiempo sin dejar de jugar ni una sola jugada, nunca lo vi doblar cuando perdía así que por lo menos unas de las reglas más importante la respetaba, siempre jugaba una ficha y estuvo viniendo cada día durante 22 días seguidos después dejo de venir y no lo volví a ver más.

Ha veces no puedo entender a ciertos jugadores que juegan todas las jugadas, ¿Cómo es posible que un jugador pueda jugar todas las bolas? ¿Tan claro lo tiene que siempre le gusta algo?, ¿No hay algunas jugadas que tenga duda y decida no jugarla? Porque yo, incluso en los viejos tiempo que no paraba de perder dependiendo en donde hubiera caído la bola si la próxima jugada no la veía clara no la jugaba y eso me pasaba de cada 30 jugadas de 5 a 8 jugadas no las jugaba, no lo veía claro era mejor no jugar, haber donde de nuevo caía la bola y ya vería si jugaba la próxima bola si encima que pierdes no juegas a gusto apaga y vámonos…

Pero no paro de ver a jugadores que no paran de juagar, creo que una gran mayoría son ludópatas y no pueden estar delante de una ruleta sin hacer nada, solo mirarla, desde luego que eso no es problema mío, pero de siempre me ha intrigado esta conducta en esos jugadores que no tienen cerebro o quizás lo tengan un poco atrofiado para por lo menos sospesar los pros y contra de esa forma de proceder.

En fin, lo cierto que decidí seguir las jugadas de ese jugador durante los 30 días que yo estaría en ese casino. Pero solo vino durante 22 días.

Durante esos 22 días fui anotando todas las fichas que ganaba y todas las que perdía y el resultado fue:

En los 22 días de juego TODOS los días ese jugador tenía en sus manos como mínimo 4 fichas de beneficio.

En tres días de los 22 jugados llego a tener entre 10 y 15 fichas de beneficio.

Solamente en dos días de esos 22 jugados no pudo pasar de 2 fichas de beneficio.

En los 22 días jugados NO gano ni un solo día, el que menos perdió fueron 7 fichas y en que más perdió fueron 16 fichas.

Ese jugador perdió en los 22 días 218 fichas y yo calcule que si se hubiera retirado cada día que ganaba 3 fichas hubiera ganado 54 fichas

¿Cómo es posible que no ganara ningún día si todos los días siempre tenía fichas en sus manos que eran ganancias? Este jugador no tenía ningún sistema de juego (Lo comprobé) jugaba a lo que le parecía que iba a salir y nada más.

Pero la ruleta es así, te las da y te las quita, es como una montaña rusa que sube y baja constantemente, hasta que decide que solo baja y ya no sube y en el mejor de los casos subirá solo un poquito y de nuevo baja más, y este ciclo es eterno, cuando sube es solo un espejismo y ahora bajara mucho más de lo que subió.

En la gran mayoría de los casos los jugadores están ganando y continúan jugando hasta que lo pierden todo, no saben retirarse con esas pocas ganancias y lo pierden todo.

Porque todo jugador que no tenga un límite de ganancias gravado en su mente antes de entrar en un casino está obligado a perder.

Este límite desde luego que no puede ser el ganar miles de fichas, tiene que ser un límite racional que tiene que ir muy ligado con el capital que expone y el tipo de jugada que realiza, por ejemplo un jugador puede arriesgar 500 fichas para ganar 200 si juega a los plenos, esto está de acorde con el capital expuesto y ese beneficio ya que va  a ganar 35 a 1, pero lo que no está de acuerdo ni tiene ninguna relación es de arriesgar 500 fichas para ganar 200 si ese jugador juega a la docena que pagan 2 a 1. Ven la diferencia.

El capital a invertir junto con unas metas a conseguir asequibles es una jugada ganadora y esta se dará en una inmensa mayoría de las veces hasta que se produzca una pérdida del capital, si llegara el caso y cuando esto se produzca seguro que en nuestros bolsillo tendremos muchas más ganancia que nos permitirá de nuevo reponer nuevamente ese capital y todavía nos quedara bastantes beneficios.

En la ruleta el capital que un jugador dispone para arriesgar es de suma importancia, pero no en el sentido que quizás puedan pensar, un Jeque Árabe podría tener pozos de petróleo y con el tiempo los perdería todos en la ruleta, desde luego que ese capital tiene muchísima importancia pero por otra utilidad, que no es otra que la de retirarse a tiempo con pocas jugadas ganadas pero que por el valor de la apuesta fuera lo suficiente tentador como para retirarse y no seguir jugando.

Imaginemos a un jugador que tiene un capital (Suficiente para jugar a las docenas) de 15 fichas de 2€ y tiene la suerte de ganar 3 fichas que son 6€ en total ¿Creen que ese jugador dejaría de jugar y se marcharía para casa con 6€ de ganancias? Yo creo que ese jugador seguiría jugando pues son unos beneficios tan ridículos que como mínimo intentaría doblar su capital.

Ahora imaginemos a ese mismos jugador con 15 fichas de 200€ y que juega también una ficha cada vez, y también ha ganado 3 fichas pero eso son 600€ ¿Cree que ese jugador seguiría jugando o se retiraría?, si ese jugador fuera yo desde luego que sin dudarlo me retiraría y mañana más

Ven la diferencia y ven porque es importante el capital para jugar y que este pueda cumplir con la función de la retirada una vez alcanzado una cifra que vale la pena conservar y no arriesgar más por hoy, ambos jugadores han ganado 3 fichas pero para uno solo representa 6€ y para el otro son 600€, uno continuara jugando y el otro se marchara, el que se queda jugando está corriendo un riesgo que lo pagara con su capital y el que se marcha por hoy no tiene riesgos de perder.

Así que tomen la debida nota sobre todo esto y antes de entrar en un casino márquese unas metas que sean razonables teniendo en cuenta el capital que dispondrán y a qué tipo de jugadas jugaran y para darles una idea de lo que esto significa les diré que un beneficio del 20%-40% al día sobre el capital que arriesgamos es lo correcto, pasar del 40% es tocarle los cuernos al Diablo y esto es sumamente peligros.

Por lo tanto ese capital que arriesgamos junto con nuestra forma de juego forman un tándem que debería primar sobre lo que nosotros nos gustaría ganar y a medida que nuestro juego se basa en el pago del premio acertado este debería de disminuir en nuestras aspiraciones de ganar muchas fichas en la medida que nuestra forma de juego esta baja por la cuantia el premio.

Dicho de otra forma más clara si yo dispongo de un capital de 1500€ y quiero ganar 300€ jugando a plenos este objetivo es relativamente fácil conseguirlo jugando los plenos  con fichas de 5€ pues ese 35 a 1 me da un buen margen de maniobra y necesitare acertar pocas jugadas para conseguir esos 300€ de beneficio, pero si tengo 1500€ y quiero ganar 300€ pero jugando a la docena que pagan 2 a 1 a base de fichas de 5€ necesitare en el mejor de los casos 8-10 días (Y dudo que lo lograse) para lograrlo en este caso lo correcto sería jugar fichas de 50 o de 100€ a la docena intentando de ganar solo 3 o como mucho 4 fichas cada día, eso sería muy factible de conseguirlo y el objetivo estaría conseguido en una gran mayoría de las veces el ganar esos 300€.

Es decir que cuando el premio es alto (35 a 1) jugamos poco dinero ya que esta compensado con el valor del premio, pero cuando ese premio es bajo (2 a 1) debemos de subir mucho (15 o 20 veces más) nuestra apuesta para que en esas pocas jugados podamos obtener el mismo premio de 300€ que el jugador que juega a los plenos.

Como verán el capital riesgo son los mismos 1500€ pero la forma de juego es totalmente diferente y si el capital no está bien equilibrado con las apuestas  como seria este caso pues ambos jugadores solo necesitan acertar 3 o 4 veces para obtener ese beneficio, repito si ese equilibrio no existe los resultados serán muy malos.

Y no vale decir que esto esta descompensado porque el jugador que juega a pleno lo tiene 35 veces más difícil que él que juega a la docena porque ese jugador también tiene 300 fichas de 5€ y el que juega a la docena solo tiene 15 fichas de 100€ así que el que juega a plenos dispone de 300 veces para conseguir su objetivo mientras que el jugador de docena solo dispone de 15 veces para lograrlo, repito esta distribución es la justa y si solo se va a intentar conseguir esos 300€ ambos jugadores disponiendo de un ratio riesgo-beneficio muy similares (No iguales ya que el jugador que juega a plenos tiene una ligera ventaja aunque les cueste de creerlo) y ambos lo tienen relativamente fácil de conseguir con la única condición que cuando se halla alcanzado ese beneficio ambos jugadores dejen de jugar porque si no lo hacen los dos perderán sin remisión.

Por lo tanto olvídense de estar ganando miles de fichas cada día pise de pie en la tierra, no sea avaricioso, piense que mañana es otro día y de nuevo vendrá las oportunidades pero sepa aprovecharlas y la mejor forma de hacerlo es que cuando se ha dado nuestro objetivo es dejar de jugar por hoy,  piense que muchos pocos al final suman mucho y muchos nada al final suman nada, sean inteligente y no me defrauden engordando las arcas del casino cuando debería de ser sur arcas las que engordaran.

Pero la realidad final será que los dos jugadores perderán pues ninguno de los dos saben cómo hacerlo y ya les aseguro que tal como jugaba ese jugador a la docena su final estaba escrito desde el primer día que se puso a jugar de esta forma jugando todas las bolas