5 Sistema Dragon Rojo

5 SISTEMA DEL DRAGÓN ROJO

Este sistema se llama así por que consiste en “despertar” al Dragón Rojo jugando exclusivamente 3 bolas. Cuando se despierta el Dragón Rojo con 14 fichas de caja aspiramos a ganar casi 200 en 3 bolas jugando increíblemente a rojo.

Este sistema lo recomiendo únicamente para aplicar una vez que superamos nuestro objetivo de la noche en por lo menos las 14 fichas de pleno que estamos dispuestos a invertir.

Si bien es un sistema muy usado por personas de origen oriental, (alguna razón genética los empuja a jugar violentamente creo yo) muchos lo hacen en cualquier circunstancia a matar o morir aspirando a que la suerte despierte al Dragón Rojo varias veces en la noche, incluso llegan a hacer 2 y hasta 3 pasos mas en las mesas que tienen limites altos de plenos.

Despertar el Dragón Rojo en el 4to escalón representa una ganancia de 396 fichas y en el 5to escalón (en las mesas que aceptan 20 plenos) una ganancia de 816 fichas.

Si, 816 con 14 de inversión jugando a chance simple…NO LO RECOMIENDO EN ABSOLUTO, salvo que el medico nos haya recetado una inyección de adrenalina.

La fortaleza del Dragón Rojo reside en la posibilidad de convertir 14 fichas en 190 o en otros valores muy interesantes como ya veremos, pero esas 14 fichas son un excedente de ganancia una vez cumplido el objetivo, son 14 fichas QUE PODEMOS PERDER SIN QUE NADA CAMBIE DEMASIADO:

Primero veamos las bases del sistema.Si en cualquier permanencia relativamente larga (digamos mas de 200 bolas) estudiamos la distribución en la aparición de figuras (no confundir figuras pares con números pares) veremos que es frecuente ver series largas de figuras impares.

Las veremos en general con más frecuencia y más longitud que las pares. Esto no debería llamarnos la atención dado que hay 5 figuras impares (1 3 5 7 9) contra solo 4 pares (2 4 6 8).Observemos que las figuras pares están formadas por números negros y las impares por rojos a excepción de la figura 1 que es mitad roja y mitad negra 1 y 19 rojos, 10 y 28 negros.

Quiere decir que tenemos series mas largas de figuras impares (rojas a excepción de 2 números en 20, precisamente el 10 y el 28).
Observemos ahora la distribución en el tablero y veremos que con solo 14 fichas podemos cubrir los 18 números rojos poniendo un pleno en el 1,3,5 ,7, 14 , 23, 25, 32, 34, 36 ( 10 plenos ) y cuatro semiplenos 9-12, 18-21, 16-19, 27-30. Total 14 fichas.

Tenemos entonces figuras impares 5 (salvo la excepción de la figura 1) contra 4 negras y 10números que pagaran 35 veces contra 8 que pagaran 17.

Como se juega:Despertar el Dragón Rojos es acertar varios rojos consecutivos (yo recomiendo llegar solo hasta el 3er escalón) que además caigan en los plenos elegidos de la siguiente manera:

Luego de la aparición de 2 figuras consecutivas pertenecientes a los grupos 3, 5 ,7 o 9 jugamos 1 ficha a cada pleno (muchos orientales juegan apenas aparece una figura roja independientemente de cual figura sea) y 1 a cada semipleno invirtiendo 14 fichas en total.

De no acertar perderemos las 14 fichas y nos iremos a casa con el objetivo del 1% cumplido.

De acertar con un semipleno nos iremos también pero con 18 fichas además del 1 % obtenido previamente. Estas 18 fichas servirán a fin de mes para nuestros promedios, quizás alcancen para pagar todos los gastos semanales de concurrencia al templo del azar.

Por que nos retiramos en este momento? por que la ruleta nos esta diciendo: tu suerte no ha sido poca pero hoy no es tu noche, el Dragón Rojo no se ha despertado…

En el caso de ganar con un pleno cobraremos las 36 fichas, separaremos 8 que nos llevaremos a casa pase lo que pase (además por supuesto del 1% previo) y jugaremos 2 fichas a cada pleno y 2 a cada semipleno.

En caso de perder nos iremos felices con el objetivo cumplido y 8 fichas mas, en caso de ganar con un semipleno también nos iremos por que el Dragón Rojo apenas se desperezo pero no alcanzo a despertar. Así y todo cobramos las 36 fichas mas las 8 que teníamos y nos conformamos con las miserables 44 fichas adicionales al 1% obtenido (30 en realidad por que 14 ya las teníamos, perocomo estábamos dispuestas a perderlas…). Incluso estas 44 fichas pueden ser equiparables a ese 1% previo.Pero si ganamos con un pleno separamos 70 fichas de las 72, nos guardamos 2 además de las 8 que ya teníamos y esperamos que el Dragón Rojo se despierte de una vez.

Si perdemos nos vamos con el 1% mas 10 y con la cuota de emoción satisfecha.
Si ganamos con un semipleno cobramos 90 mas las 10 nos vamos a casa con el 1% más 100fichas ¡y eso que no se despertó del todo!!!

Pero si ganamos con un pleno cobramos las 180 mas las 10 que teníamos y antes de llegar a casa paramos para pedir una botella de Barón B o Dom Perignom la cual podemos tomar en el lugar o llevar a casa pero siempre brindando a la salud de ManriqueEl Dragón Rojo se ha despertado.

Consideraciones alrededor del Dragón RojoSi bien los supuestos teóricos del Dragón Rojo son impecables, hay mas figuras impares que pares, y tenemos mas plenos a favor que semiplenos; la realidad es que estamos jugando a chance simple con asimetría en los cobros de acuerdo a si acertamos con plenos o con semiplenos.

En definitiva lo que el Dragón Rojo busca es el acierto de 3 plenos consecutivos elegidos de un grupo de 10 rojos aislados en el paño. Otro día nos detendremos en la distancia entre plenos aislados como vera es 2, 2, 2, 7, 7, 2, 2, 2 (del 1 al 3 hay 2 del 3 al 5 ídem del 7 al 14 hay 7 etc.)

Por tanto con todas las variantes que podemos considerar en cuanto a ganancias y perdidas jugar al Dragón Rojo como método central no dista demasiado de hacerlo con chances simples, es por eso que no lo recomiendo jugar así.

La fortaleza de usar pequeños excedentes es quizá más psicológica que matemática. Luego de ganar nuestro piso del 1% abrimos la puerta que nos deja la 1ra Ley de Manrique y vamos por nuestra noche de gloria.

De ganar cubriremos con esas 3 bolas varios potenciales días de perdida de perder esas 14 fichas al día siguiente ni las recordaremos, concentrados como estaremos en ganar nuestro 1% del día.

Lo cierto es que si cada vez que jugamos al Dragón Rojo anotáramos sus ganancias y perdidas en el largo plazo nos encontraremos con algo muy equilibrado en cuanto a saldos pero perdemos de a 14 y ganamos de a 190 por lo que un par de días consecutivos de ganancia pueden hacer una diferencia importante en los resultados mensuales.

El Dragón Rojo es un excelente placebo para calmar nuestra ansia de juego cuando todo nos indica que debemos irnos siempre y cuando solo destinemos esas 14 fichas.

En lo personal si tengo la fortuna de despertar al Dragón Rojo 2 días consecutivos dejo dejugarlo por un tiempo largo cambiando el sistema por uno de mayor resistencia obligando a la ruleta a que tenga que trabajar mucho para ganarme esas 380 fichas “de arriba”.

El estudio profundo de las figuras permite encontrar a los ojos observadores interesantesrelaciones entre la frecuencia de aparición de plenos, columnas, docenas, líneas, calles y colores.